O tomas decisiones o no vales para el puesto

Despedir a alguien nunca es plato de buen gusto para nadie, pero a veces es inevitable.

Sé que hablar de esto no es políticamente correcto. Pero la realidad es la que es y si eres gerente o responsable comercial el puesto te obliga a estar preparado también para este tipo situaciones.

Despedir a alguien resulta un trago amargo y desagradable en la mayoría de los casos. Aunque a veces es una alegría, tengo que decirlo así.

Los resultados en la mayoría de ocasiones son los que te marcan el camino.

La semana pasada al acabar un taller de formación en una empresa con 7 comerciales, me pregunta la directora comercial.

 

– Antonio, ¿cómo has visto al equipo?

– Mira Mabel, lo he visto en general con muy buena actitud y muy competentes, pero he identificado a dos de ellos que no valen ni para repartir publicidad. Lo siento.

– Has dado en el clavo Antonio, la verdad es que no sé muy bien qué hacer ya con ellos. Llevan 3 años y no venden apenas nada.

– ¿No hablarás en serio… 3 años sin vender y todavía siguen en el equipo?

 

En fin

 

Y es que a veces las decisiones a tomar son difíciles, pero hay situaciones que son inaceptables.

Lo siento, pero me sigo reafirmando en esta opinión…,

… » los comerciales estamos para generar negocio y si no somos capaces de conseguirlo tendremos que dedicarnos a otra cosa».

Claro que puede ser algo puntual, mala suerte o un momento personal bajo. Y a todos nos pasa.

Y por supuesto, claro que hay que darle todos los recursos para ejecutar bien su trabajo. Pero si el comercial no pone de su parte…, o la pone, pero aún así no hay resultados (ni parece que los vaya a haber), es el momento de hacerlo.

Es cierto que a veces el problema no es saber cuándo tienes que hacerlo.
En realidad ya lo sabemos en nuestro fuero interno, pero lo dilatemos en el tiempo porque nos cae bien esa persona, es buena gente y queremos seguir dándole una oportunidad.

A mí me ha pasado esto no pocas veces en mi carrera profesional y no es fácil gestionar una situación así, la verdad.

 

Sin embargo, hemos de ser profesionales y no dejar que eso nos impida hacer lo que debemos.

Feliz miércoles!

Antonio SM

 

PD: Mis formaciones presenciales con equipos de venta no sólo ayudan a conseguir más ventas, también detectan posibles carencias generales y/o individuales, para ayudarte a tomar futuras decisiones estratégicas para corregir y mejorar.

Más info en el enlace de arriba

Si te gustó ¡Compártelo!

Deja un comentario