Mi mayor error y la técnica de cierre del palomo embuchao

Mi mayor error y la técnica de cierre del palomo embuchao

*Si no te gusta mucho leer puedes ver el vídeo o escucharlo en Podcast pinchando en los enlaces que verás al final de post.

«Dejar que me afectara la presión»

Ale, ya lo he dicho.

Efectivamente, esa era mi Kryptonita.

Dejar que la presión me asfixiara.

Una presión que no me dejaba fluir, no me dejaba disfrutar del trabajo con los clientes y eso se notaba en mis ventas porque la técnica de cierre no era buena, conmigo mismo. En definitiva no me dejaba ganar PASTA FELIZ de verdad.

 

¿Y cuáles era los motivos principales por los que me presionaba más que un torniquete y no conseguía ventas?

 

  1. Por la presión que ejercían mis superiores para que cumpliera con los objetivos.

A veces, era un idiota e inepto jefe de ventas. El típico que no sabía hacer la «o» con un canuto y te presionaba como si no hubiera un mañana. No sabía gestionar su presión y te la lanzaba a ti. En fin.

Yo durante un tiempo también lo fui. 

  1. Por la propia auto presión de querer conseguir resultados cuanto antes.

Estos dos motivos hacían que…

– Pensara más en la pasta que en el cliente.

– Me obsesionaba por vender rápido y para ayer.

– Me impacientaba.

– Apretaba al cliente.

– Le cambiaba el nombre.

– Utilizaba la técnica de cierre del palomo embuchao… Inflaba el pecho de aire y poniendo cara de superhéroe con antifaz, utilizaba la frase magistral para cerrar la venta:

      – ¡Juan por Dios, es que no confías en mí! –

 

Así como iba a…

… cerrar ventas,

… disfrutar del trabajo,

… ganar pasta feliz

y casarme con mi novia después de 15 años de noviazgo 🙂

Pues eso. Ni de coña.

Un desgraciaico pijo.

 

Dicho esto.

La reflexión que saco ahora es que la culpa de que me afectara tan negativamente esa presión era sólo mía. Si, sólo mía. Bueno, que me tocara un responsable toca pelotas no, pero dejar que me afectara si.

 

A donde quiero ir a parar, es que si lo piensas bien, de todas las causas anteriores que nos ejercen presión, todas las podemos desactivar. Pero para eso, necesitamos adoptar una mentalidad fuerte y con mucha inteligencia emocional.

 

Por ejemplo:

Si un inepto director comercial te aprieta, hay que aguantarle, de acuerdo. Pero no nos puede afectar negativamente.

Seamos inteligentes, vamos a trabajar cada vez más y mejor no para satisfacer su ego, sino para cumplir con los objetivos y que nos deje en paz.

A muchos responsables comerciales ineptos, no les importa sus comerciales, sólo les importan los resultados. Pues eso.

Vamos a darle resultados que nos dejen respirar un rato y nosotros felices ganando pasta.

 

Ojo! Y si por lo que sea, la presión es tan alta que no consigues afrontarla y no vendes lo que te mereces…. mi opinión no solicitada… ¡coge la puerta!

 

Dicho esto, si necesitas generar más oportunidades de venta para ti, tu equipo o tu negocio, tengo esto: Envío regularmente contenidos exclusivos  por email, sobre estrategias y tácticas comerciales a mi lista de suscriptores. Por si lo mismo te interesa suscribirte es  👉  AQUÍ.

 

Feliz día.

Antonio Sánchez Martí

Formador y Mentor de Vendedores y Equipos Comerciales


🎤 En Podcast

En video 👇

 



LA MEJOR ESTRATEGIA DE VENTAS, SI NO GUSTAS NO VENDES


El método para perder el miedo a vender

APRENDE LAS 11 TÁCTICAS PARA ELIMINAR EL MIEDO AL RECHAZO Y MEJORAR TU MANERA DE CERRAR MÁS VENTAS

Resultados probados en cientos de vendedores.

Resultados probados en cientos de vendedores

Envío emails sobre técnicas de venta y formación comercial frecuentemente. También te voy a ofrecer lo que venda en ese momento.  Si no te gusta, lo entiendo, te das de baja y tan amigos.

Si te gustó ¡Compártelo!

Deja un comentario