Lo que te toca ahora no es vender, es dirigir

Tomando café en el descanso de un evento de networking se me acerca un jefe de ventas (Ricardo) y me dice:

«
Antonio, hasta hace dos días era un buen comercial y ahora que soy responsable de equipo, estoy más perdido que Spiderman en un descampao… Y al final lo que hago es acompañar a los vendedores para que no se escape ninguna venta»

Bien

Esto pasa mucho. Llegamos al nuevo puesto de jefe de ventas y cómo no sabemos exactamente qué hay que hacer, seguimos haciendo lo más cómodo, lo que nos gusta, pero no lo necesario.

Lo que nos gusta: vender
Lo necesario: dirigir a otros para que vendan. 


Hace mucho tiempo un antiguo jefe de ventas me dijo…

«
Antonio no te compliques la vida, para sacar el máximo partido a tus vendedores, céntrate en cómo ayudarles a cada uno de ellos, entra a detalle en su gestión cliente por cliente y dile como lo harías tu. Ya no eres el que vende sino el que ayuda a otros a vender.»


Y es que está claro que un buen comercial no tiene porque ser un buen jefe de ventas. Lo veo en muchas empresas.

Pero también veo que en la mayoría de los casos no se les prepara para serlo.


Y esto es lo que hago yo en mi programa de mentoría comercial para responsables comerciales y jefes de ventas. Les asesoro, formo y acompaño para ayudarles a gestionar y sacar el máximo rendimiento al departamento comercial.

 

Buena dirección de ventas.

Antonio Sánchez Martí

PD: Envío muy a menudo contenidos exclusivos sobre gestión comercial y de equipos de ventas a mi lista de suscriptores. Si quieres recibirlos suscríbete aquí.

Descarga GRATIS

"El gran error por el que tus comerciales no venden
y aun no has detectado"

Vas a descubrir:

  • Cómo corregir el error que más ventas nos quita y más desmotivación genera en tus comerciales, disminuyendo así la rotación del equipo.
  • Cómo conseguir más ventas de forma recurrente, de una manera más motivadora, sencilla y productiva.
  • Cómo hacer un seguimiento efectivo a tu equipo que aumente la facturación sin necesidad de presionar.
Si te gustó ¡Compártelo!

Deja un comentario